Reportajes

 

 

Reportaje: LA CALIDAD SI IMPORTA

Hace unos años, y no muchos, las ventas de aceite se podían hacer con facilidad. Casi cualquiera las podía hacer, ya que el mercado se encontraba en manos de muy pocas empresas envasadoras y los teléfonos de las cooperativas sonaban sin cesar aunque tuvieran poca cantidad de kilos de aceite, para hacernos ofertas y comprarnos nuestros aceites castellano-manchegos, aceites muy apreciados por su calidad a nivel nacional e internacional. Habia confianza y respeto con los corredores. Se podía negociar y forzar precios. Incluso se podían permitir el lujo de no aceptar ofertas. Casi cualquiera que conociera mínimamente el mundo del aceite o que tuviera unas pequeñas dotes de negociación podía defender el precio del aceite de su cooperativa y hacer a sus socios una liquidación digna. Posteriormente, y ya hace muchos menos años, las cosas cambiaron y seguían sonando los teléfonos, algo menos, pero aun sonaban. Ya no había tanto respeto ni confianza, ya no existiían los acuerdos entre caballeros. Los pagos había que atarlos más y se firmaban contratos con aplazamientos de pagos y retiradas de producto. Todas esas operaciones eran de aceite a granel. No se pensaba casi en el potencial del aceite envasado. Era lógico, ya que los consejos rectores de las cooperativas no tenían los conocimientos ni las infraestructuras para negociar ni comercializar aceite envasado. Es por esto, que se opto por la creación de las cooperativas de segundo grado. Para unificar la oferta y tener personal cualificado para afrontar este nuevo cambio en el mercado, poder hacer acuerdos financieros que aumentaran el precio final al agricultor y que permitieran asegurar los pagos. Pero esto cambio rápidamente y no han pasado más de 10 años, cuando hemos vuelto a experimentar otro cambio radical. Ahora, las cooperativas de segundo grado se quedan pequeñas y hay que volver a unificar más la oferta, hay que hacerse fuerte en volúmenes y hay que tener un contacto más directo con los compradores-envasadores verdaderos. Es evidente que para esto se necesita un mayor nivel de cualificación. Pero todo esto es para el aceite granel, ¿que pasa con el envasado? Esto es otra historia. Dada mi experiencia, forjada durante décadas en el sector del aceite, considero que las cooperativas de segundo grado tienen que seguir existiendo pero modificando los objetivos para los que se crearon. Considero que hay que cambiar estos objetivos. Deberían de ser cooperativas de servicios y que apostaran más por la comercialización de aceites envasados y abrieran sus puertas al potencial existente en la exportación donde hay una oportunidad muy interesante que deberíamos aprovechar. Cada vez más se están viendo y escuchando en los medios de comunicación, -aunque gracias a Dios no se le está dando mucha importancia-, los fraudes en materia de calidad de los aceites de oliva, fraudes por otro lado que no son perjudiciales para la salud pero que si producen un engaño al consumidor. Si en la etiqueta pone que es Aceite de Oliva Virgen Extra y luego resulta que es Aceite de Oliva Virgen te están engañando y eso es fraude. Si usted compra un Loewe quiere un Loewe y no un Loewe made in China. La figura de las Denominaciones de Origen Protegidas permite dar esta garantía al consumidor. Todas las prácticas agrícolas, desde las labores durante el cultivo a la recolección y transporte, pasando por los abonados, tratamientos y poda, así como la molienda, extracción y almacenamiento de los aceites, etc, están regulados y supeditadas al cumplimiento de códigos y buenas prácticas agrarias y alimenticias. Esta Denominación de Origen Protegida garantiza mediante sistemas de control y certificación externos la trazabilidad, la sanidad y la seguridad alimentaria de los Aceites de Oliva Virgen Extra amparados por el marchamo de CALIDAD "ACEITE CAMPO DE MONTIEL". La D.O.P. Aceite Campo de Montiel es una herramienta para aminorar las dificultades crecientes en la comercialización del producto en un mercado cada vez más abierto y globalizado. Además ofrece la seguridad alimentaria y el conocimiento sobre su aceite que cada vez más demanda el consumidor. Es por esto que se asisten a multitud de ferias nacionales e internacionales, presentaciones de productos, presencia en foros gastronomicos, publicaciones, etc. Por eso, es necesario que también el sector cooperativo de otra vuelta de tornillo, como lo ha vuelto a hacer el mercado, se quite el complejo de inferioridad y se ponga las pilas; porque resulta que es, en gran medida, el sector cooperativo y las distintas figuras de calidad (Denominaciones de Origen, Indicaciones Geográficas Protegidas, etc), quienes sí está preparado para ofrecer ese producto de calidad garantizado. Aprovechemos este potencial y pongámonos las pilas.

        

1
 

 
 
 
Listado de reportajes

  • ASOCIACION PARA LA PROMOCION DEL ACEITE CAMPO DE MONTIEL

  • La Sectorial del Aceite con DOP denuncia que el MARM da la espalda a los aceites de calidad españole

  • LA CALIDAD SI IMPORTA
  •  
    Registros del 1 al 3 de 3
     
    C/Monjas y Honda, 4 - bajo 13320 Villanueva de los Infantes (Ciudad Real) Tlfo: 926 350 545 Fax:926 350 518 // Aviso Legal // Protección de datos